adelphi analizará las relaciones entre las políticas de cambio climático y el proceso de construcción de paz en Colombia

01/06/2018

El conflicto armado interno en Colombia ha sido uno de los más antiguos del hemisferio occidental. Su origen se remonta a la década del sesenta y entre sus causas se identifican algunos factores como, la debilidad del Estado, el conflicto por la propiedad de la tierra y diferencias entre partidos políticos; que posteriormente fueron acentuadas por factores internos y externos como el narcotráfico y la Guerra Fría. El 24 de noviembre de 2016 y tras más de cuatro años de negociaciones, el Gobierno de Colombia y el grupo guerrillero de las FARC firmaron un acuerdo para la terminación del conflicto, donde se incluyeron seis puntos de negociación: desarrollo agrario, participación política, fin del conflicto, drogas ilícitas, víctimas e implementación y verificación.

Por otra parte, durante los últimos años Colombia ha logrado avances significativos en la formulación de políticas públicas para hacer frente al cambio climático, que van desde la ratificación de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático por parte del Congreso de Colombia en 1994, hasta el compromiso presentado en la COP 21 de París de reducir en un 20% las emisiones de gases efecto invernadero del país para el año 2030 con respecto al escenario tendencial, complementado por una Política Nacional de Cambio Climático presentada en el 2017.

Bajo este contexto, resulta de gran importancia entender la relación entre las políticas de cambio climático y el proceso de posconflicto en Colombia, en la medida que gran parte de la agenda política colombiana estará determinada por la agenda de posconflicto y bajo este escenario resulta de gran importancia analizar el efecto que pueda tener la implementación del acuerdo de paz en el cumplimento de las políticas y metas nacionales de cambio climático. Por ejemplo, entender en qué medida el reciente aumento de la deforestación en las zonas que anteriormente tenían presencia de las FARC, podría comprometer el cumplimento de la meta de cero deforestación en la Amazonia colombiana para el 2020; como promover el desarrollo resiliente y bajo en carbono en zonas anteriormente afectadas por el conflicto interno; o evaluar la conveniencia de destinar los recursos provenientes del recaudo al impuesto al carbono para financiar actividades de posconflicto, tal como lo está proponiendo actualmente el Gobierno de Colombia.

Para este propósito, Sebastian Lema quien actualmente se desempeña como becario de la Fundación Alexander von Humboldt en adelphi, estará adelantando una investigación de un año, con el objetivo de analizar la relación entre el cambio climático y el proceso de construcción de paz que se está llevando a cabo actualmente en Colombia, con el propósito de brindar insumos para la formulación y articulación de políticas públicas entre cambio climático y posconflicto en Colombia.